Home
Los mensajes secretos de la Virgen Imprimir
virgen_documDEL CIELO A LA TIERRA


LOS MENSAJES SECRETOS DE LA MADRE CELESTE MIRIAM

¡MIRAD ESTAS IMAGENES Y ESCUCHAD LAS PALABRAS DE LA VIRGEN MARIA!
LA CELESTE MADRE MARIA INVITA AL ARREPENTIMIENTO.
LA CELESTE MADRE DE CRISTO ANUNCIA LA SEGUNDA VENIDA DE SU SANTO HIJO JESUS, CON POTENCIA Y GLORIA.
SUS MENSAJES, SU INFINITO AMOR OFRECIDOS UNA VEZ MAS POR VOSOTROS.
¡UNA VEZ MAS!
¡YO ESTOY AQUI, ESTOY PRONTO!
ESPERADME Y PREPARAOS.
QUE VUESTRAS MANOS ESTEN BIEN FIRMES EN EL ARADO. QUE VUESTRA UNION SEA VUESTRA FUERZA Y VUESTRA FE LA VICTORIA SOBRE EL MALIGNO.
¡PAZ!

DEL CIELO A LA TIERRA


13 de Mayo 2010 (Aniversario I Aparición de Fátima 1917)
Giorgio Bongiovanni
Estigmatizado

LINK DE VIDEOS DEL DOCUMENTAL COMPLETO

“LOS MENSAJES SECRETOS DE LA MADRE CELESTE”

http://www.youtube.com/user/assgiordanobruno#p/c/20058C1F0021EC14/0/Db5eFhtc-Z8

LOS MENSAJES SECRETOS DE LA VIRGEN (Texto íntegro del documental)

INTRODUCCION

Egoísmo, materialismo, crueldad, indiferencia: éstos son los valores que desde hace mucho tiempo, demasiado, dominan nuestro planeta.
En la loca e incesante carrera del hombre hacia la autodestrucción, “moral”, “ética” y “espiritualidad” son a este punto palabras vacías que no se reflejan en la vida real.

agua_03bebeiraknisoldado

nisoldado2hambre6hambre_02

Son pocos quienes todavía tienen la fuerza de luchar dando el ejemplo con acciones concretas. Intentan salvar lo salvable.
Una necesidad urgente e improrrogable, enfatizada muchas veces por un ser especial: la Santísima Virgen.
En los últimos dos siglos la Madre de Jesús ha aparecido con mayor frecuencia y ha dado a los videntes mensajes profundamente impactantes.
Ha implorado, ha amonestado, ha profetizado al hombre un tremendo destino, si no hubiera puesto fin a la degeneración y a la corrupción.
Y sobre todo, ha anunciado la justicia del Padre Celeste y el inminente retorno de Su hijo: el Cristo Jesús, con “potencia y gloria”.
Pero un poder hostil se ha opuesto a Sus peticiones. Alguien ha impedido que Sus mensajes fuesen conocidos por la humanidad.
La Salette, Lourdes, Fátima, Garabandal, Medjugorie, Peña Blanca, Porto Sant’Elpidio y de nuevo Fátima, son los lugares en los que la Virgen ha dado los mensajes más importantes para este tiempo.
Conocerlos y ponerlos en práctica puede abrir las puertas a un futuro diferente. Un futuro de Justicia y de Amor. Los mensajes secretos de la Virgen: una última llamada para la salvación de la humanidad.

 

PROLOGO

documentalLa urgencia y el ansia de la Santísima Madre de avisar a la humanidad de los peligros que corre a causa de la mala conducta de los hombres son cada vez más fuertes y evidentes. Lo demuestra el increíble aumento de Sus apariciones en los últimos dos siglos, que han superado en cuanto a cantidad las de los siglos anteriores y la gravedad de Sus mensajes que son cada vez más aterrorizantes. En ellos la Virgen explica y profundiza en clave moderna el libro del Apocalipsis, anuncia el castigo y la instauración del Reino de Dios en la Tierra, a través de la segunda venida de Su hijo Jesús Cristo, con Potencia y Gloria.
Hay que destacar que la Virgen siempre da la posibilidad al hombre de cambiar su atroz destino de castigos y de dolor, si se arrepiente y retorna a los valores del espíritu.
Fuerzas potentes siempre se han opuesto a la difusión libre y universal de estos mensajes, privando así al hombre de la posibilidad de arrepentirse y evitar el trágico futuro que le espera.
Los desesperados llamados de María han sido puntualmente ignorados por la humanidad, que se ha dejado llevar por el materialismo más desenfrenado manchándose de los delitos más atroces que la historia recuerde.
Los hechos tremendos que son difundidos cada día en los noticieros son el signo evidente de que todas Sus profecías se están realizando o que ya se han cumplido y que Satanás domina nuestro mundo.
El mal, el Anticristo, ahora ya hace de patrón. La misma Iglesia Católica está fracasando su principal misión de amonestar a los poderosos y salvaguardar a las almas. Al contrario, a través de sus altos funcionarios impide que las palabras de la Santa Virgen lleguen a los fieles con la justa claridad, seriedad e importancia.
En algunos casos, de hecho, la jerarquía Vaticana ha claramente transgredido las peticiones de la Virgen, no difundiendo Sus mensajes en su debido tiempo y forma. El Tercer Secreto de Fátima es seguramente el ejemplo más clamoroso de ello.
El temor de Dios desaparece así del corazón de los hombres, que se precipitan en caída libre hacia el aniquilamiento de su vida material y espiritual, poniendo en riesgo la supervivencia del planeta Tierra.
El último intento de evitar o al menos mitigar el castigo de la Justicia Divina ha sido confiado en las manos de un laico señalado por Dios: el estigmatizado Giorgio Bongiovanni, que la Virgen misma ha definido “La última esperanza para la humanidad”.
A él le ha sido encomendado el grave cometido de reiterar Sus santos llamados y amonestaciones y de anunciar al mundo la justicia de Dios y la instauración del Reino prometido a través de la próxima segunda venida de Jesús Cristo a la Tierra.
Y el 15 de noviembre del 2009 la Santa Madre se le apareció una vez más...

Entrevista a Giorgio Bongiovanni:

documental8En noviembre de 2009 visité Chile, esa grandísima y bellísima Nación y me dirijo junto a algunos amigos y hermanos espirituales a un lugar sagrado para muchos chilenos, pero que todavía no es reconocido por la Iglesia Católica, que es la zona de Peña Blanca, donde tuvo lugar una extraordinaria aparición en los años '80, a un joven que se llamaba, porque ya ha muerto, Miguel Ángel Poblete...-y yo le rindo homenaje en este lugar, porque hay un pequeño santuario muy humilde, pero muy lindo y allí tengo una visión, en la cual la Virgen me pide que divulgue un documental en todo el mundo, dentro del cual tenemos que poner los discursos que Ella ha hecho en las apariciones, no todas, en algunas en particular, es decir, en la de Fátima, en la de fatimaGarabandal, en la de Lourdes, en la de Peña Blanca, en la de Porto Sant'Elpidio en Italia y pocas otras, porque en estas apariciones Ella, la Madre Celeste me invita a difundir los secretos, que “los hijos de Satanás”, como Ella les llama, es decir los hombres condicionados por el poder, sobre todo a nivel religioso, por lo tanto en el clero, han ocultado.

“Es un deseo de mi espíritu, hijo mio, que tu difundas, una vez más, los mensajes de misericordia y de amonestación que Mi Corazón Inmaculado ha transmitido a tu espíritu y a los videntes en el mundo durante las apariciones donde yo me he manifestado. Si hijo, deseo que tu difundas Mis mensajes que los hijos de Satanás han querido mantener secretos. Yo he manifestado a Mis hijos del mundo milagros visuales y auditivos, milagros a través de sonidos e imágenes que Mis ángeles han evidenciado en todos los rincones de la tierra. He anunciado a todos la próxima manifestación con potencia y gloria de Mi Santo hijo el Cristo. He anunciado la Divina Justicia del Padre si la humanidad no se arrepiente. Deseo, hijo mio, que tu compongas este celeste mosaico audio - visual con la ayuda de los hermanos que te acompañan...”.

 

Un “mosaico audio – visual”, un poético y suave término con el que la Virgen Santísima define un documental que trate de sus más importantes exhortaciones al mundo.
La petición de la Virgen a Giorgio Bongiovanni de presentar las partes más relevantes de los mensajes que Ella ha dado en las apariciones más recientes e importantes puede dar al hombre, una vez más, la posibilidad de cambiar su conducta y mitigar en consecuencia los sufrimientos que ya le repercuten con violencia. Y sobre todo de prepararse a la llegada de Aquel a quien nadie espera, pero que al final vendrá para juzgar y castigar según la voluntad del Padre Divino.

 

LA SALETTE

documental6La pequeña aldea de La Salette se encuentra en los Alpes, a unos 1.800 m. de altitud, en el sureste de Francia, cerca de la ciudad de Grenoble.
Estamos a mediados del siglo XIX, en el mes de septiembre y dos pastores, Melania Calvat, que el 7 de noviembre cumpliría 15 años y Massimino Giraud, de 11 años, se habían conocido por casualidad el día anterior en los pastizales de las laderas del monte Planeau, en las cercanías de la localidad de Corps.
Ese día, sábado 19 de septiembre 1846, el chico sustituía a otro pastor. Habían llevado a los animales a pastar más allá del torrente Sesia, a 2.213 m. de altitud.
De improviso apareció una esfera de luz, un globo de fuego parecido al sol. Con temor y cautela los chicos se acercaron a la esfera en la que apareció una bella Señora sentada, con el rostro entre las manos y los codos sobre las rodillas... parecía muy triste.
La Bella Señora
alzó la cabeza y miró con dulzura a los dos jovencitos. Se puso de pie y les dijo en su idioma: “Acercaros, hijos míos, no tengáis miedo, estoy aquí para daros una gran noticia”.
Era alta y emanaba luz. Estaba vestida como las mujeres de la región: falda larga, un delantal a la cintura, pañuelo cruzado, un chall y la cofia. Una larga cadena descendía por su pecho, tenía colgado un crucifijo tan real que parecía que estaba vivo; con un martillo a un lado y al otro unas tenazas. Una luz dorada, en forma de corona, estaba posada sobre su cabeza.
Entre sollozos y llanto la bella Señora empezó a hablar...: “¡Hace tanto tiempo que sufro por vosotros!...Si mi pueblo no quiere someterse, me veo obligada a dejar libre el brazo de mi Hijo. Es tan fuerte y tan pesado que no puedo sostenerlo más”...
La señora siguió llorando durante todo el tiempo de la conversación, hablando a los dos pastorcitos en francés, en el dialecto de los jovencitos; a veces oían los dos, a veces solo Melania.
Después del largo mensaje, la bella Señora concluyó diciendo: “Bien, hijos míos,  hacedlo saber a todo mi pueblo”.  Después volvió a desplazarse hacia arriba, repitiendo: “Venga hijos míos, hacedlo conocer a todo mi pueblo”.
Al llegar a la cima, primero se elevó del suelo unos metros, luego se desvaneció lentamente en su misma luz, dejando atónitos a los pastorcitos que al no comprender quien era dijeron: “Quizás era una gran santa... Si lo hubiésemos sabido le habríamos pedido que nos llevara con ella”.
Según las recomendaciones de la Bella Señora el mensaje que había confiado a los dos pequeños videntes debía ser revelado solo en 1858, 12 años después de la aparición. En efecto era Melania la que tenía el mensaje completo. Massimino había recibido un mensaje más breve en el que de todas formas estaban presentes todos los temas desarrollados más detalladamente en el texto confiado a Melania.
En 1851 los chicos redactaron un breve relato en un sobre cerrado y sellado que fue entregado al Papa. En agosto del 1853 Melania escribió un memorial sintético, sin exponer abiertamente el secreto.
Al fin llegó el 1858, Melania se encontraba en Darlington, como monja carmelita de clausura. Para cumplir con su cometido redactó el texto integral de su secreto y se lo envió al Papa Pio IX, pero nunca se supo nada más. Desesperada, pero obstinada en el cometido que tenía que cumplir y no pudiendo salir de la clausura, tiró por la ventana del convento hojas de papel donde había escrito que la habían encerrado en contra de su voluntad. La dejaron salir del Carmelo y fue a ver a su madre en Marsella. Aquí escribió el texto, pero le fue imposible publicarlo porque Napoleón III estaba en la cúspide de su poder y de su gloria y las claras alusiones del secreto sobre su ambigüedad y su fin, habrían creado un escándalo. Entonces fue a Italia, primero a Castellammare di Stabia, después a Roma y por último a Sicilia.
Finalmente, en 1879, el obispo de Lecce, monseñor Luigi Salvatore Zola, confesor y confidente de la vidente, dio el imprimatur para la publicación del opúsculo, 39 páginas en total, 11 de las cuales contenían el mensaje. El título era “LA APARICION DE LA SANTISIMA VIRGEN EN EL MONTE DE LA SALETTE EL 19 DE SEPTIEMBRE 1846.

 

Estas son las partes relevantes del mensaje confiado a Melania:

Melania, lo que voy a decirte ahora no será siempre un secreto; puedes hacerlo público en 1858. Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por sus vidas malvadas, por sus irreverencias y su impiedad en la celebración de los Santos Misterios, por su amor al dinero, su amor a los honores y los placeres, los sacerdotes se han convertido en cloacas de impureza..... ¡Ay de los sacerdotes y de las personas consagradas a Dios, que por sus infidelidades y su vida malvada crucifican de nuevo a mi Hijo!

¡Ay de los habitantes de la Tierra!...

 

¡Ay de los príncipes de la Iglesia que sólo se ocupan de acumular riquezas sobre riquezas, de salvaguardar su autoridad y de dominar con orgullo!".

...la Iglesia pasará por una horrorosa crisis...

...cada individuo querrá guiarse por sí mismo y ser superior a sus semejantes. ... pisoteados serán todo orden y toda justicia; no se verá más que homicidios, odio, envidia, mentira y discordia, sin amor por la patria ni por la familia.

 

...Los gobernantes civiles tendrán todos un mismo proyecto, que será el de abolir y hacer desaparecer todos los principios religiosos, para dar lugar al materialismo, al ateísmo, al espiritismo y a toda clase de vicios...

 

...el demonio empleará toda su malicia para introducir en las órdenes religiosas, a personas entregadas al pecado, pues los desórdenes y la pasión por los placeres carnales serán difundidos por toda la Tierra

 

...hasta en las casas habrá muerte y matanzas mutuas".

 

Por lo tanto la Virgen anuncia grandes cambios en Italia, Francia y Europa y la llegada de un periodo de gobiernos antirreligiosos y anticlericales al servicio de valores diabólicos en un periodo de sufrimientos materiales y espirituales.

“...Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, su penitencia y sus lágrimas subirán hasta el cielo y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia y buscará mi ayuda y Mi intercesión. Entonces,  por un acto de Su justicia y de Su misericordia infinita para con los justos, Jesucristo ordenará a Sus ángeles que den muerte a todos Sus enemigos...”

La profecía revela además que habrá un nuevo equilibrio político donde quien reinará llevará la paz, bienestar y valores espirituales; pero el bienestar material hará olvidar los viejos problemas y los hombres volverán a recaer en los vicios y en el materialismo; habrá nuevas enfermedades y calamidades. Una nueva gran guerra...

...habrá guerras, hasta la última que la harán los diez reyes del anticristo, los cuales tendrán todos, un mismo plan, y serán los únicos que gobernarán al mundo...

 

...Será en ese tiempo cuando nacerá el Anticristo... El tendrá hermanos que, si bien no sean demonios encarnados como él, serán hijos del mal.

 

Las estaciones cambiarán, la tierra no producirá más que frutos amargos; los astros cambiarán su movimiento regular, la Luna no reflejará más que una pálida luz rosácea. El agua y el fuego provocarán un movimiento convulsivo a la Tierra y horribles terremotos engullirán montañas, ciudades. Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo...

 

Dios cuidará a Sus fieles servidores y a los hombres de buena voluntad...

 

La Virgen llama a reunirse a todos Sus fieles y a los verdaderos imitadores de Cristo...

 

... En fin yo llamo a los apóstoles de los últimos tiempos, a los discípulos de Jesús-Cristo que han vivido en el desprecio del mundo y de sí mismos, en la pobreza y en la humildad, en el desprecio y en el silencio, en la oración y en la mortificación, en la castidad y en la unión con Dios, en el sufrimiento y desconocidos para el mundo. Es tiempo de que salgan a iluminar la Tierra. Id y mostraros como mis hijos dilectos... Que vuestro celo os haga como hambrientos de la gloria y el honor de Jesucristo.

 

¡Combatid, hijos de la Luz, vosotros, pequeño núcleo que ve! He aquí que llega el tiempo de los tiempos y el fin de todo... La Iglesia será eclipsada, el mundo quedará consternado. Pero he aquí que Enoch y Elías, llenos del Espíritu de Dios, predicarán con la fuerza de Dios y los hombres de buena voluntad creerán en Dios y muchas almas serán consoladas. Harán grandes prodigios por la virtud del Espíritu Santo y condenarán los errores diabólicos del Anticristo...

 

Habrá guerras espantosas, hambre, peste y enfermedades contagiosas;...terremotos que engullirán a las naciones; los hombres se golpearán la cabeza contra los muros. ...¿Quién podrá vivir si Dios no disminuirá el tiempo de la prueba? Por la sangre, las lágrimas y las oraciones de los justos Dios se dejará aplacar. Enoch y Elías serán muertos. Roma pagana desaparecerá, caerá fuego del cielo y destruirá tres ciudades; el universo entero estará preso del terror, y muchos se dejarán seducir por no haber adorado al verdadero Cristo, viviente entre ellos. Ha llegado el tiempo. El sol se oscurece, solo la Fe vivirá.

 

“Ha llegado el tiempo. El abismo se abre. He aquí el rey de las tinieblas.

Aquí está la bestia con sus súbditos, llamándose el salvador del mundo. Se elevará con orgullo por los aires para subir hasta el Cielo. Será sofocado por el soplo de San Miguel Arcángel. Caerá y la Tierra, que llevará tres días en continuas evoluciones, abrirá su seno lleno de fuego. Será hundido para siempre, con todos los suyos, en los abismos eternos del infierno. Entonces el agua y el fuego purificarán la Tierra y consumirán todas las obras del orgullo de los hombres y todo será renovado. Dios será servido y glorificado.»

 

 

LOURDES

documental2El 16 de abril de 1879, el mismo año en el que se publicaba en Lecce el secreto de Melania, en el convento de las Hermanas de la Caridad de Nevers, a la edad de 35 años, moría Bernardette Soubirous: la vidente de las apariciones de Lourdes de 1858. Bernardette no dejaba ningún secreto, ningún mensaje público, pero el mensaje estaba: era el de Melania, que debía ser publicado precisamente en 1858. Pero la “casualidad” ha querido que fuese divulgado precisamente cuando Bernardette cerraba sus ojos mortales.
Si bien no hubiese secretos que anunciar, también en las apariciones de Lourdes hubo mensajes claros...
Bernardette Soubirous, jovencita de catorce años, pertenecía a una familia extremadamente pobre y numerosa, era la primera de 6 hijos: a veces saltaba alguna comida porque no siempre había para comer. Sufría de ataques de asma, pero nunca se olvidaba de llevar consigo la corona del rosario.
El 11 de febrero de 1858 había ido con su hermana María y con su amiga Jeanne Abadie a recoger leña a lo largo de las orillas del río Gave, cuyas aguas en esa estación estaban heladas. Por este motivo, por miedo a que le diera un ataque de asma, Bernardette no siguió enseguida a las dos chicas que atravesaban el río. Quedándose sola oyó un ruido, como una ráfaga de viento pero las hojas de los árboles permanecían inmóviles. De improviso vio un globo de luz en el que apareció una figura femenina que le sonreía. Ella contó después: “Entreví a una señora vestida de blanco: llevaba un vestido blanco, un velo también blanco, un cinto azul y una rosa amarilla en cada pie”.
Ninguna palabra, ningún mensaje hasta la tercera aparición que ocurrió el 18 de febrero cuando la resplandeciente Señora le dijo: “No te prometo que haré que seas feliz en este mundo, sino en el otro. ¿Quieres  tener la gracia de venir aquí durante quince días?”
El martes 23 de febrero la aparición habló, pero era algo que se refería personalmente a Bernardette; nunca se supo lo que le fue dicho.
Al día siguiente la señora le transmitió un mensaje: “¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Orad a Dios por los pecadores! ¡Id a besar la tierra en penitencia por los pecadores!”.
El jueves 25 de febrero, en presencia de unas trescientas personas, Bernardette obedeció a la Virgen que le dijo: “Vete a beber a la fuente y a lavarte. Y comerás esa hierba que está allí”. La joven primero se dirigió hacia el Gave, pero la Señora le dijo que no era ahí y le indicó un punto. Bernardette vio un charco de agua con barro pero demasiado poca para poder recogerla. Comenzó a excavar con las manos y lo logró: tomó el fango, lo bebió y se lo pasó después por la cara ensuciándose, luego comió también hierba, una penitencia para la redención de los pecadores. Al día siguiente ese charco se convirtió en un torrente y después, poco a poco, en un verdadero riachuelo. Una fuente que provocó desde el primer período curaciones milagrosas que convirtieron a Lourdes en una de las localidades de peregrinaje más importantes del mundo. Mientras tanto la multitud aumentaba día a día, hasta llegar a algunos miles de personas. En la aparición del 4 de marzo, la Virgen pidió que fuese construido un templo en ese lugar. Finalmente el jueves 25 de marzo de 1858, después de las insistencias de Bernardette, detrás del requerimiento del párroco, la Señora reveló quien era. La aparición extendió los brazos y las manos hacia el suelo y entonces, alzándolos lentamente, los llevó hacia su pecho con las manos juntas y dijo, en el dialecto que hablaba la vidente: “Yo soy la Inmaculada Concepción”.
A continuación las palabras que dijo Bernardette para describir la aparición del 25 de marzo: “Ella me repitió varias veces qué debía decir a los curas que allí se debía construir una capilla e ir a la fuente para lavarme y que debía rezar por la conversión de los pecadores. Durante estos quince días me ha dado tres secretos que me ha prohibido que diga. He sido fiel hasta ahora. Después de quince días le he preguntado de nuevo quien era. Sonreía siempre. En fin osé una cuarta vez. Entonces, con los brazos abiertos, alzó la mirada hacia el cielo, después me dijo, juntando las manos a la altura del pecho, que era la Inmaculada Concepción. Son las últimas palabras que me ha dirigido. Tenía los ojos azules...”
La Inmaculada Concepción: un dogma de la iglesia proclamado por la autoridad del Papa Pio IX casi cuatro años antes, el 8 de diciembre de 1854. Un hecho que la pequeña Bernadette ignoraba completamente, un concepto que para ella, sin ninguna cultura, resultaba totalmente incomprensible. La prueba de que la brillante Señora era realmente la Santísima Virgen.
Bernardette volvió otras dos veces delante de la gruta y en la última, el 16 de julio, las autoridades habían cerrado el acceso a la gruta con una valla. A pesar de ello, ella vio a la Virgen María como si estuviese delante de la gruta.
Sucesivamente, Bernardette desapareció lentamente del clamor de las multitudes que acudían a Lourdes, retirándose a la vida humilde y silenciosa del convento.
La primera señal evidente de esta aparición es que una vez más el Cielo elige estar con los pobres porque ha visto la humildad de su sierva... ha elevado a los humildes: Bernardette ha sido elegida por su pobreza y humildad. Además el contacto ocurre en la oración, porque había sido educada por la familia en los valores que elevan al ser humano por encima de las necesidades materiales.
La Virgen María exhorta a la austeridad, a la vigilancia, a la penitencia.
Parece extraordinariamente actual el mensaje que relaciona María con la Tierra. “Yo soy la Inmaculada Concepción” afirma la Aparición, señalando la tierra y después a si misma en actitud de oración, como si salvaguardar la humanidad, rezar por los pecadores, hacer penitencia y sacrificarse signifique también salvar el habitáculo cósmico común en el que vivimos.
En Guadalupe la Virgen había afirmado “Yo soy la Madre de todos los seres que conjuntamente viven en la Tierra”: en la Tierra, como si fuese una casa, un enorme apartamento común. Además, todos los elementos de la naturaleza concurren al fenómeno de la aparición de Lourdes: el aire (ráfaga de viento), el agua (el río y el manantial donde beber y lavarse), el fuego (el globo luminoso en el que aparece la Virgen), la tierra (la gruta y la hierba que se transforma en alimento).
Pobreza, oración, penitencia y compromiso social son la base del mensaje de “conversión” completa anunciado en Lourdes. Estamos a principios del siglo XX, en el amanecer de una nueva era tecnológica e industrial en la que los valores del progreso material ofuscan la necesidad de reforzar los valores espirituales; donde la ganancia de bienes terrenos adormece la necesidad de tesoros incorruptibles; donde los egoísmos crean desigualdades e injusticias entre los hombres que han nacido hermanos y libres; donde la Madre de todos propone una radical conversión para un verdadero progreso civil, material y espiritual.
Aparentemente la Virgen no dio otros mensajes en Lourdes, sobre la precaria situación de la humanidad, o del clero, o de los gobernantes, ya lo había divulgado a través de Melania en La Salette, pero quedan suspendidas las palabras de Bernadette con respecto a los mensajes secretos recibidos:

“Durante estos quince días me ha dado tres secretos que me ha prohibido que diga. He sido fiel hasta ahora...”

¿Porqué dice “...He sido fiel hasta ahora?” ¿Quizás el pedido de la Virgen de mantener en secreto los mensajes era hasta un tiempo establecido, así como hizo en La Salette? ¿También los mensajes de Lourdes podrían haber sufrido el mismo destino que los otros mensajes obstaculizados y ocultados?

 

Según el estigmatizado Giorgio Bongiovanni en realidad este secreto tiene un motivo bien preciso:

Entrevista a Giorgio Bongiovanni:

El Secreto de Lourdes.

“El Mensaje de la Virgen de Lourdes ...  es un mensaje de... no solo de gran esperanza, porque le hace encontrar el agua bendita que cura a miles de personas... es un mensaje de amonestación, porque la Virgen anuncia el fin de la Iglesia, es por ésto que no lo han divulgado, para se exactos el fin del Vaticano... Ella le dice a la vidente que el Vaticano, el lugar donde en este momento está la Sede de San Pedro, será reemplazado, será destruido y se erigirá otro santuario en honor a la Iglesia de Cristo en otro lugar fuera de Roma. Por ese motivo lo han ocultado y jamás se ha filtrado el Secreto de Lourdes... Y es eso lo que sucederá porque el Vaticano será destruido políticamente, físicamente, por eventos sobrenaturales y naturales e incluso por acontecimientos políticos... De hecho el Papa tendrá que escapar e irse a otro lugar mucho más humilde, será una casa muy humilde y será la Sede de la Iglesia de Pedro y no será en Italia. - El Secreto de la Virgen de Lourdes está en el archivo secreto del Vaticano y yo lo he sabido, no sólo por las apariciones que he tenido, sino de fuentes directas que están en el Vaticano, de las cuales no puedo develar los nombres; pero seré desmentido y podréis decir tranquilamente que he sido un mentiroso si ésto no ocurrirá, pero como si ocurrirá, y no dentro de mucho tiempo...también sobre este mensaje...la Virgen me ha dicho la verdad.”

 

 

 

 

FATIMA 1917

 

 

 

documental1Las apariciones de la Virgen en Fátima en 1917 resultan entre las más conocidas y veneradas por los católicos. Cada año millones de personas acuden en peregrinaje a la inmensa plaza construida en el lugar donde se encuentra la encina de las apariciones de las que fueron protagonistas tres pequeños pastorcitos: los hermanitos Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 7 años y su prima Lucía Dos Santos, de 10 años.
La primera aparición tuvo lugar el 13 de mayo. Ese día, entre otras cosas, la Celeste Señora dijo a los tres niños: “He venido para pediros que vengáis aquí seis meses seguidos, el día 13 a esta misma hora. Después os diré quién soy y lo que quiero. Luego volveré aquí por séptima vez...”
Durante la aparición del 13 de julio la Virgen confió a los niños tres visiones, una de las cuales debía ser revelada en 1960: son los famosos tres secretos de Fátima.
Los dos primeros fueron revelados casi enseguida: el primero era una visión del infierno. El segundo la profecía del fin inminente de la primera guerra mundial, que en ese entonces todavía estaba en curso, y el anuncio de una segunda guerra aún más terrible si la humanidad no se hubiese arrepentido. El tercer secreto en cambio ha tenido una historia difícil.
La Virgen había pedido que fuese revelado en 1960, pero solo en el 2000 el Vaticano, después de muchos aplazamientos, publicó el manuscrito de Lucía.
En la descripción de la vidente de Fátima se entiende que el mundo está sometido a grandes calamidades que solo con la ayuda de la Madre de Dios y el arrepentimiento pueden ser aliviados: “Hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora, un poco más arriba, un Ángel con una espada de fuego centelleante en la mano izquierda, que emitía llamas que parecía que iban a incendiar al mundo; pero que se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora emanaba de su mano derecha hacia él: el Ángel, indicando la tierra con la mano derecha, con voz fuerte dijo: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!. Después vieron a “un Obispo vestido de blanco”, con otros Obispos y el clero subir una escabrosa montaña en la cima de la cual había una gran Cruz de troncos toscos”.
Hay una clara alusión a las dificultades de una Iglesia reducida a la pura esencia de pobreza y penitencia. Para llegar a la cima, el Santo Padre, atravesó una gran ciudad en ruinas y medio trémulo, con paso vacilante, afligido de dolor y de pena, rogaba por las almas de los cadáveres que encontraba en su camino.
La visión se desarrolla entre las ruinas de un mundo destruido por una inhumana y terrible guerra, tapizada por montones de muertos. La guerra arrecia alrededor de los personajes de la visión, quienes al llegar a la cima del monte, caen muertos en medio del estrépito de armas de fuego y flechas. Junto al Papa, a los Obispos y al clero mueren también personas seculares, hombres y mujeres de varias clases y posiciones. El relato de Lucía termina con una visión espiritual de la nueva sociedad que renacerá del sacrificio de aquellos, hombres de Buena Voluntad, que han dado la vida en defensa de los Valores Universales, los Mártires: “Debajo de los dos brazos de la Cruz estaban dos ángeles cada uno con una regadera de cristal en la mano, en la que recogían la sangre de los Mártires y con ellas irrigaban las almas que se acercaban a Dios”.
El 13 de octubre de 1917 los niños salieron de casa pronto para ir al quinto encuentro con la Virgen María. Había una gran cantidad de gente a pesar de la lluvia y del barro. Como siempre, después de un relámpago de luz, la Virgen apareció sobre la encina.
Quiero deciros que se haga aquí una capilla en honor mío, que soy la Virgen del Rosario, que continúeis rezando el rosario todos los días. La guerra está por terminar y los soldados volverán pronto a sus casas” dijo la Virgen. Entonces, abriendo las manos, hizo reflejar su luz sobre el sol. Fue en ese momento en el que Lucía gritó a la multitud: “¡El sol, mirad al sol!”. De repente dejó de llover y el sol que estaba cubierto de nubes, reapareció con un esplendor inusual y empezó a dar vueltas sobre si mismo como una rueda. La multitud, alrededor de 70.000 personas, tuvo la impresión de que el sol estuviese cayendo. Cuando el milagro del sol cesó, la tierra y la ropa de las personas que estaban allí estaban completamente secas. En la aparición del 13 de septiembre la Virgen había prometido “En octubre haré el milagro para que todos crean”. También había anunciado “Yo volveré aún aquí por séptima vez”, pero habrá que esperar hasta 1989 para que se cumpla esta promesa.
Llega hasta aquí el mensaje difundido por la Iglesia el 26 de junio del 2000, pero muchas voces se han alzado denunciando que en realidad la revelación ha sido parcial. En efecto, en los primeros dos secretos revelados no está solo la visión, sino también la explicación que la Virgen hace de la misma. En cambio, respecto al tercer secreto la Iglesia ha revelado solamente la visión.

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

Contradicciones en el texto de la revelación oficial del tercer Secreto de Fátima

“El Mensaje de Fátima fue difundido por el Papa y por las autoridades eclesiásticas en Junio del año 2000...–Hay enormes  contradicciones 1) Es verdadera la visión, pero la explicación de la Virgen de la visión ¿donde está? Mientras en los dos primeros Mensajes, o partes del mismo Mensaje, es decir el Primer Secreto y el Segundo Secreto...que fue inmediatamente revelado, en los años '40 y '50...la Virgen explica las visiones, de hecho explica la visión del infierno, explica la visión de la Primera Guerra Mundial, de la Segunda Guerra Mundial...¿Porqué en la tercera visión o Tercer Mensaje de Fátima no hay explicación de la Virgen? A la pregunta de los periodistas curiosos...el Cardenal Ratzinger responde: “No hay explicación, la Virgen no se ha pronunciado”... No es así...es una contradicción en términos, la misma Madre Celeste, en las visiones explica y da un mensaje...en el Tercer Secreto no hay Mensaje...por lo tanto es verosímil, para mi es una certeza que haya sido ocultado el discurso...discurso que yo he recibido en la aparición que tuve en Fátima cuando inició mi misión de estigmatizado”.

 

Además de ésto hay que recordar que desde el 15 de octubre de 1963 se conocía un texto del 3º secreto, denominado “versión diplomática”, que fue difundido por el semanario alemán “Neues Europa” de Stuttgart.

Se dijo que el Papa Juan XXIII lo había enviado a las tres potencias de ese entonces, es decir, Estados Unidos, Unión Soviética e Inglaterra, considerándolo necesario, mejor dicho, indispensable para la firma de la Convención sobre el cese de los experimentos nucleares. A causa de una indiscreción diplomática el “Neues Europa” habría llegado a la información. La Iglesia nunca ha confirmado este texto, pero tampoco lo ha desmentido. En la versión “diplomática” hay algunas partes que seguramente corresponden a una libre interpretación de la personalidad que lo ha escrito, como por ejemplo el periodo. Efectivamente en el texto se habla de “... segunda mitad del siglo XX...”. Coinciden sin embargo con la visión difundida por la Iglesia otras partes, de las que encontramos mención en los mensajes que la Virgen ha dado en las otras apariciones.

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

Autenticidad de la versión diplomática del Tercer Secreto de Fátima.

“La “Versión diplomática” es atendible en los conceptos, no es atendible en las fechas, porque aquél que la transcribió...creo un altísimo funcionario del Vaticano -cuando lo hizo filtrar a la prensa en 1963, no podía limitarse sólo a los conceptos, -añadió algo de suyo, dando fechas, sobre todo se dejaba guiar por la intuición,  porque – él  la leyó y luego transcribió lo que se acordaba y hemos hecho investigaciones y en el concepto refleja perfectamente el Mensaje de la Virgen, pero en las fechas se equivocó clamorosamente, porque la segunda mitad del siglo veinte ya ha pasado.
-Pero más allá de esta fecha que ha dado la persona que ha transcribido la versión diplomática del Secreto de Fátima, el resto lo ha acertado de lleno, los discursos y los conceptos que la Virgen les dijo a los tres pastorcillos, pero no sólo allí...lo había dicho en la Salette...lo había dicho en Medjugorje...se lo había dicho a aquel...a vuestro siervo y hermano que os habla y en otras apariciones”.

Las partes más relevantes de la versión diplomática son el caos y el desorden provocados por el comportamiento del hombre, la crisis de la Iglesia, un gran sufrimiento de la humanidad, probablemente a causa de una guerra nuclear, la segunda venida de Cristo sobre la Tierra, el juicio final y la instauración del Reino prometido.
Estas son las palabras de la versión diplomática que se refieren a estos temas:

 

“En ninguna parte del mundo hay orden y Satanás reina en los más altos puestos determinando el desarrollo de los acontecimientos. El conseguirá efectivamente introducirse en la cumbre de la Iglesia; él conseguirá seducir el espíritu de los grandes científicos que inventan las armas con las cuales será posible destruir, en pocos minutos, gran parte de la humanidad. Tendrá autoridad sobre los poderosos que gobiernan los pueblos y los instigará a fabricar enormes cantidades de esas armas. Y si la humanidad no sabe oponerse a ello, estaré obligada a dejar libre el brazo de mi Hijo...
También a la Iglesia le vendrá el tiempo de sus más grandes pruebas: cardenales se opondrán  a cardenales, obispos a obispos; Satanás andará en medio de sus filas y en Roma habrá cambios.
La Iglesia estará ofuscada y el mundo asolado por el terror. Tiempo vendrá en que ningún rey, emperador, cardenal u obispo esperará a Aquel que, sin embargo, vendrá a castigar según los designios de mi Padre.
Una gran guerra se desencadenará... Fuego y humo caerán del cielo, las aguas de los océanos se convertirán en vapor, su espuma se alzará transformando y sumergiéndolo todo. Millones y millones de hombres perecerán de hora en hora y aquellos  que queden con vida envidiarán a los muertos...
Por último, cuando los que hayan sobrevivido a todo lo sucedido estén aún con vida, proclamarán nuevamente a Dios y su Gloria y le servirán como en un tiempo, cuando el mundo no estaba así de  pervertido.

 

Importantes avales al contenido del 3º Secreto de Fátima, en particular sobre la crisis de la Iglesia, sobre el caos que reina en el mundo y sobre el hecho de que el mensaje se refiere también al futuro de la humanidad, han sido dados por el Papa Benedicto XVI en mayo del 2010, durante su visita a Portugal en ocasión del 93º aniversario de las apariciones de Fátima de 1917.

Benedicto XVI ha concedido estas importantes declaraciones:

“Los actuales “sufrimientos” de la Iglesia, en consecuencia de los abusos sobre menores cometidos por sacerdotes, forman parte de los sufrimientos anunciados en el Tercer Secreto de Fátima”.

El Pontífice se profesa “peregrino de la Virgen de Fátima” y dice: “La Virgen María ha venido del Cielo para recordarnos las verdades del Evangelio que constituyen un manantial de esperanza para la humanidad, fría de amor y sin esperanza en la salvación”.

“Se engaña el que piense que la misión profética de Fátima haya concluido”.

El Papa en el santuario mariano portugués advierte también que “la familia humana está dispuesta a sacrificar sus lazos más sagrados en el altar de los mezquinos egoísmos de nación, raza, ideología, grupo, individuo”. “El hombre –ha dicho Benedicto XVI- ha logrado desencadenar un ciclo de muerte y de terror, pero no es capaz de interrumpirlo”.

Pero hay todavía otro elemento de enorme importancia sobre los eventos de Fátima del 1917: en la aparición del 13 de septiembre la Virgen había prometido “En octubre haré el milagro para que todos crean” y, como ya dicho, efectivamente el milagro ocurrió, el llamado “Milagro del Sol”.
Un milagro que en esa época y por mucho tiempo en los años siguientes, ha sido considerado como una manifestación sobrenatural e incomprensible, pero que tendría una explicación a la luz de nuevas revelaciones en la segunda mitad del siglo XX.
En ese tiempo Eugenio Siragusa, contactado por seres procedentes de otros mundos y la misma Virgen de hecho revelan que muchos prodigios ocurridos durante las manifestaciones divinas han sido efectuados por aquellas que son las legiones angélicas al servicio de Cristo y que Eugenio Siragusa llamó “los Ángeles de ayer, extraterrestres de hoy”.

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

La revelación Extraterrestre en la versión oficial del Tercer Secreto de Fátima

“Se deduce además de lo que Ratzinger divulgó oficialmente en el 2000 que existe una presencia extraterrestre. Lamentablemente como ya hemos dicho el discurso de la Virgen ha sido ocultado, pero en la visión se comprende claramente que hay algo de extraterrestre...ahora me explico...Lucía narra en la descripción oficial de la Iglesia, que la Iglesia reconoce...que ve fuera de la atmósfera al planeta, ve a nuestro planeta, ve el mundo, por lo tanto ya Lucía misma se encuentra fuera del mundo y lo ve...está fuera del mundo y ve a dos ángeles que derraman la sangre de los mártires sobre el planeta por lo tanto Lucía se encuentra fuera del planeta. Está viendo...tiene una visión extraterrestre del planeta...y por lo tanto es allí que la Virgen le revela que nuestro planeta no es el único y que el universo está habitado y que además de los hombres también hay ángeles en el universo. -En 1917 no había astronautas, no había Estaciones Espaciales, no había transbordadores...nadie jamás había visto la Tierra fuera de nuestro planeta”...

“Los Ángeles de ayer y los extraterrestres de hoy”. Los mismos Ángeles que citaba Jesús cuando dijo a Pilatos que era Rey.

El cap.18 del Evangelio de Juan dice de hecho: “... Pilatos dice a JESUS ¿Así que tú eres un rey? Cristo responde: --Si lo soy, pero mi Reino no es de este mundo. Si lo fuera mis ANGELES me liberarían.”

 

 

GARABANDAL

documental10Mientras el mundo occidental, casi olvidadas las dos terribles guerras mundiales dejadas atrás y en pleno boom económico, empezaba una desenfrenada, dispendiosa e inhumana carrera armamentista, que daría lugar a la así llamada “guerra fría”, la Madre de Jesús habló nuevamente a la humanidad. Y confió de nuevo Su sentido llamado a la inocencia de los niños. De hecho se le apareció a cuatro niñas de San Sebastián de Garabandal, un pequeño pueblo de Cantabria, en el norte de España.
Maria Dolores Mazon, Jacinta Gonzalez, Maria Cruz Gonzalez y Conchita Gonzalez, el domingo 2 de julio 1961, a las 18:00, vieron por primera vez a Nuestra Señora del Monte Carmelo.
Los videntes La describieron así:

 

“Era muy bonita, tenía un vestido blanco, un manto de un color azul que no se puede definir. Tenía colgado en la mano derecha un escapulario largo oscuro. Era bellísima, el cabello castaño oscuro con la raya en medio. La cara era de una belleza que no tiene comparación. y detrás de la cabeza tenía una diadema resplandeciente de estrellas de oro. Parecía tener 18 años”.

Dos días después, el 4 de julio, Nuestra Señora dio a las niñas el “primer mensaje de Garabandal”. La Virgen les pidió que lo hicieran público el 18 de octubre del 1961. Ya desde el 17 de octubre, bajo una lluvia fuerte y torrencial, habían llegado a Garabandal muchísimas personas, dado que todos se esperaban un gran milagro que no sucedió. En cambio hubo un mensaje importante. La gente se quedó desilusionada.
Este primer mensaje fue dado a las cuatro niñas, que lo firmaron y Conchita lo leyó en medio al  fango y la lluvia:

Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia, visitar a menudo el santo sacramento; pero antes tenemos que ser muy buenos. Si no lo hacemos nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la copa, y si no cambiamos, nos vendrá un castigo muy grande.
La relación con el mensaje que ya había sido dado en La Salette es evidente: ¡nada de nuevo!
El “brazo” del Hijo Juez Divino se está haciendo cada vez más pesado: el “cáliz” amargo de la desobediencia se está llenando y la Cólera Divina pende sobre la cabeza de la humanidad inconsciente y reacia a la conversión y al cambio.
Los éxtasis de las videntes eran impresionantes, sobretodo cuando avanzaban con seguridad por las calles del pueblo ofreciendo a las personas el crucifijo para que lo besaran. A veces caminaban hacia atrás... Muchos curas iban a ver las apariciones de incógnito, vestidos de civil, pero las videntes les reconocían y les ofrecían el crucifijo para que lo besaran.
Durante los éxtasis las niñas eran insensibles a la luz y al dolor, como pudieron comprobar varias veces los médicos que presenciaron los hechos. A veces ocurrían fenómenos de levitación, otras se quedaban inmóviles en posiciones absurdas y sus cuerpos eran tan pesados que nadie podía moverlas.
Las niñas pidieron varias veces al ángel que manifestara un milagro para que la gente pudiera creer. Al final el Ángel asintió y dijo a Conchita que el 18 de julio del 1962 la comunión invisible, que siempre les había dado a ella y a sus compañeras, ese día sería visible en su lengua.
El miércoles 18 de julio del 1962, en Garabandal, se había reunido una gran multitud para ver “el milagro” anunciado. Ese día era también la fiesta del santo patrón del pueblo, San Sebastián. La pequeña Conchita no había dicho la hora del evento y estaba en su habitación, recogida en oración en espera de la “llamada”. Ya era medianoche y la gente empezaba a pensar que pasaría como el 17 de octubre del año anterior y muchos se fueron. El éxtasis empezó hacia la una y media de la madrugada, en la habitación de Conchita, donde el Ángel le hizo recitar el acto de la confesión, además de otras oraciones y después le dijo que saliera fuera donde le habría dado la comunión.
Las imágenes dan testimonio de la excepcional aparición de la hostia en la boca de Conchita.

El Doctor Felix Pallego, médico polaco, describe el hecho de esta forma: “Vi perfectamente un halo luminoso alrededor de la boca de la pequeña, tanto inmediatamente después del milagro, como cuando se dirigía hacia la iglesia”.

Otro testigo declaró lo siguiente: “Era como si en el centro de la boca de la pequeña hubiese una hostia rodeada de un halo luminoso”.

El milagro se había cumplido: una hostia había aparecido de la nada y se había posado en la boca de la niña, pero a este punto la gente se había esparcido. Poquísimas personas habían esperado pacientemente, como las diez vírgenes sabias de la parábola evangélica, y pudieron ver el evento.
El 18 de junio del 1965 Conchita recibió un segundo mensaje que le había sido anunciado por la Virgen el 10 de enero. En esa ocasión el pequeño pueblo de Garabandal fue invadido por una multitud de personas provenientes de todo el mundo, hasta el punto que fue necesario que las Guardias Civiles acompañaran a la niña al lugar de la aparición.
Alrededor de las 22:30 Conchita cayó de improviso en éxtasis. Mientras ella tenía los ojos desorbitados, fijos en el cielo, decenas de operadores cinematográficos y fotógrafos tomaban imágenes del éxtasis, que duró unos veinte minutos.
Al día siguiente por la mañana, después de la Santa Misa, entregó una hoja donde había escrito el mensaje recibido y los curas lo leyeron en la puerta de la casa de la vidente, en español, francés, italiano e inglés.

“Mensaje que la Santísima Virgen ha dado al mundo por medio de San Miguel. El Ángel dijo: Como no se ha cumplido y no se ha dado a conocer mi Mensaje del 18 de octubre, os diré que este es el último. Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Muchos Sacerdotes, Obispos y Cardenales van por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas mas almas. Cada día se le da menos importancia a La Eucaristía. Debemos evitar la ira del Buen Dios sobre nosotros con nuestros esfuerzos. Si le pedís perdón con alma sincera El os perdonará. Yo, vuestra Madre, por intercesión del Ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos. Os quiero mucho y no quiero vuestra condena. Pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos. Debéis sacrificaros más. Pensad en la Pasión de Jesús”.

Pero el 10 de enero del 1965, Conchita había recibido también el anuncio de un aviso que Dios daría a la humanidad: habría un gran milagro, un hecho impactante, visible a todos los hombres y en todos los continentes de la tierra, después del cual habría llegado un castigo terrible que golpearía la humanidad, si ella, a pesar de estas misericordiosas señales, no se hubiese arrepentido.

Así habló Conchita en una entrevista televisiva en el año 1980:

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

Las apariciones de Garabandal

 

Escuchad atentamente la entrevista concedida en exclusiva mundial por Conchita González, por única vez en la historia, a la BBC de Londres...Se deduce claramente que la vidente admite la existencia de algunos secretos y revela en parte el contenido... “la gran Señal en el Cielo, el gran Milagro, el gran Castigo”...eh...me parece muy, muy importante que una vidente en primera persona, no a través de filtros o intermediarios o portavoces, declare lo que la Virgen le ha dicho. Tengo algunas observaciones que hacer, me apena mucho, en tanto que Conchita se haya encerrado completamente en sí misma y que no se comunique con nadie en el mundo y vive en New York, y tiene, digamos, un comportamiento di cierre con respecto a todos los fieles del mundo, pero es una elección que yo respeto pero no comparto...Espero a que Conchita Gonzalez 8 días antes, como la Virgen le ha pedido, revele al mundo el lugar y la Señal que ha prometido...Esto lo esperamos todos.”
La humanidad se encuentra en el momento de dar cuentas y la Justicia Divina es detenida, una vez más, por el Amor de ese Ser que es la Madre paciente y misericordiosa.

 

PEÑABLANCA

documental5En Chile ya habían pasado 10 años de dictadura y de la sangrienta represión de Pinochet. Los disidentes habían sido asesinados y después declarados “desaparecidos”. La Comisión Rettig hablará de 2.095 muertos y 1.102 “desaparecidos”, un término nacido durante la dictadura en Argentina y que se ha vuelto tristemente famoso en toda Sudamérica. La tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética era alta hacia un posible conflicto armado y Reagan daba inicio a un plan bélico sin precedentes conocido como “escudo espacial”. En el mundo aumentaban las guerras, el hambre, las tensiones políticas y las injusticias. En el Líbano murieron en un atentado 240 soldados americanos.
Mientras el comunismo estaba ya en sus últimos días y el gran capital, las multinacionales, tomaban los destinos del mundo con el control global de la política y de la economía, la Virgen María aparecía en el atormentado Chile, en un pequeño pueblo a 30 km. de Valparaíso: Peñablanca en Villa Alemana. El vidente era Miguel Angel Poblete, un joven de 17 años, que había crecido en hogares para niños, sin familia y sin una educación espiritual y humana.
Las apariciones comenzaron el 12 de junio de 1983 y continuaron por cinco años. Así habló la Madre Santa:

“¡Tierra chilena! ¡No quieres obedecer a lo que Tu Madre ha dicho! El Padre está muy triste por vosotros, ¡rezad para no caer, hijos mios!” comenzó diciendo la Madre Santa. “He venido para dar otra oportunidad al hombre, para que esté preparado para la Segunda venida de Mi Hijo”. “Yo estoy presente con Mi intercesión, como Reina del mundo y Madre de la Iglesia verdadera, en este mundo lleno de corrupción y de maldad que traspasa Mi Corazón Inmaculado”.
La Santa Virgen reveló al vidente, -que ignoraba los mensajes de Fátima-, lo que faltaba en el Tercer Secreto que Lucía había mencionado apenas, pero que todavía la Iglesia no había divulgado. “La Iglesia Romana debe sufrir horrores. Hay muchos Cardenales, Obispos y Sacerdotes enemigos del Santo Padre. Roma, no has escuchado la trompeta de los Angeles del Altísimo y serás destruída por tus crímenes y pecados. Los sacerdotes son culpables de todo esto”.
Mientras el monte de las apariciones, llamado Monte Carmelo, era visitado por grupos de personas que aumentaban cada vez más, llegando a contar hasta 15.000 fieles que habían subido en procesión hasta Villa Alemana.
En el mes de Octubre del ’83, la Santa Virgen hizo conocer al vidente un mensaje que por el tema tratado y la fuerza  recuerda el mensaje de La Salette de hacía 137 años:

“Los Sacerdotes ministros de Mi Hijo por su impiedad en celebrar los Santos Misterios, por su amor al dinero, al honor y al placer se han convertido en cloacas de impureza...si claman venganza, la venganza está sujeta sobre sus cabezas...Maldición a los Sacerdotes y a las personas consagradas a Dios que con su mala vida y sus infidelidades crucifican a Dios nuestro Señor”.

 

Ante este mensaje el Obispo de la Diócesis de Valparaíso reaccionó prohibiendo al vidente que subiera al monte de las Apariciones y Miguel Angel, llorando, obedeció y no se presentó a la cita con Nuestra Señora. ¡Pero la Santa Virgen misma fue a su encuentro!

“¡Desventurados los habitantes de la tierra! ¡Dios está por mostrar su cólera y nadie podrá sustraerse de tantos males reunidos!”. Haced sacrificios y penitencia: ¡Rezad por quienes no rezan! Ha llegado la hora de luchar contra Satanás, rey de la mentira y de la soberbia y la energía atómica es una de estas mentiras que llevará a la destrucción humana. “La hora está por llegar: ¡el tiempo de los tiempos y el fin de los tiempos están cerca! He aquí que llega la señal de los Tiempos. Soy vuestra Señora de Peñablanca. Yo no soy el Redentor, no soy más que la Corredentora. Mi Hijo es el Redentor y Yo le ayudo a salvar almas. Daré a mis hijos bendiciones y les protegeré con Mi manto Inmaculado.

Mis Hijos predilectos deberán preocuparse del rebaño de Mi Hijo y llevarles por el camino correcto”.

Mientras Miguel Angel y sus éxtasis eran estudiados por los médicos y expertos, la Virgen continuaba confiando Sus mensajes al joven...:

“El mundo está próximo a una gran confusión. Habrá guerra en todo el mundo. La pobreza llegará hasta en las más grandes capitales. Pero ésto no es todo. Los científicos están haciendo una bomba que destruirá la mitad del mundo. ¡Pobres de aquellos que queden vivos!,  porque querrán haber muerto y gritarán: "¡Quiero morir!". Pero será demasiado tarde. Satanás se impone sobre los grandes científicos y mete en sus mentes la maldad y la soberbia... La naturaleza se horrorizará a causa de los hombres, por lo que el mar se calentará y todo, todo el vapor subirá al cielo y recaerá como lluvia ardiente. Os pido que os refugieis en Nuestros Corazones que emanan paz y amor, para transmitirlo a todo el mundo, para obedecer a lo que dice Vuestro Señor Jesús Cristo... Ama y ten paciencia, porque la venida de mi Hijo está cerca. Reza por Rusia, haz penitencia, cambia la vida, porque Cristo está por llegar. Muchos no nos creen, pero por cierto les digo que el Hijo del Hombre vendrá en Gloria y Majestad a juzgar a todas las naciones. Preparaos a la segunda venida de Cristo. No tengais miedo. Ocurrirá muy pronto”.
Pero la Virgen hizo otra extraordinaria revelación, anunció que en esta espera el hombre no estará solo para afrontar el gran evento: los hombres de buena voluntad y aquellos que ponen en práctica los dictámenes del Evangelio, serán ayudados por Seres que descienden del cielo. “Los Angeles descienden del Cielo para preparar el Camino del Señor”.
En una visión del 18 de marzo del 1984 Miguel Angel vio al Hijo del Hombre con su coro de ángeles que iban por todas partes como con caballos de fuego rojos, verdes y amarillos.
En esta revelación encontramos el concepto que, en ese tiempo, difundía el contactista italiano Eugenio Siragusa cuando afirmaba que los Extraterrestres no son otra cosa que los Angeles de bíblica memoria. Además la Virgen dijo que la espera no debe estar llena de ansias y de miedos, sino de certeza y laboriosidad por la paz y la justicia en el mundo porque: “Dios ama tanto al mundo que manda a Su Madre para preparar la Segunda Venidad de Su Hijo. Yo soy la Theotokos”.
La Theotokos, es decir “Aquella que genera Dios”, la Divina Madre que se afana por salvar a cuantas más almas sea posible antes de que el Divino Juez, Su Hijo, cumpla Su Misión.

 

MEDJUGORIE

documental7“Yo soy la Beata Virgen María”. Dijo la madre de Jesús en Medjugorie ya el tercer día de las apariciones, como si no quisiera perder tiempo. Los videntes en este caso eran seis niños de  Bosnia-Erzegovina: Ivanka Ivankovic, Mirjana Dragicevic, Vicka Ivankovic, Ivan Dragicevic, Marija Pavlovic e Jakov Colo. Y antes de marcharse, exclamó: “¡Paz, paz, paz y sólo paz!” Detrás de Ella había una cruz, una clara señal de que estaba anticipando el retorno de Su Hijo y con lágrimas en los ojos, repitió dos veces: “La paz debe reinar entre Dios y los hombres y entre los hombres!”
Era junio de 1981 y el mundo parecía enloquecido. Después de la gran crisis económica de los años ’70 estaban naciendo, no sólo en la ex Yugoslavia, animosidades nacionalistas  y odios racistas y religiosos.
En poco tiempo batallas fratricidas estremecerían las regiones de los Balcanes con crueles masacres, fosas comunes, violaciones. En Sarajevo caerían alrededor de 1.000 bombas por día. En la parte Este de la ciudad de Mostar en 4 meses cayeron 120.000 granadas.
La palabra “paz”, en este contexto poco tranquilizador, tiene evidentemente un sonido estridente, terrible, en una tierra en la que hombres y mujeres que antes vivían como hermanos se vieron divididos y como enemigos, sin casa, con familiares, parientes, amigos asesinados y cuyos cuerpos serían hallados posteriormente en fosas comunes anónimas, sin que los culpables de las masacres fuesen castigados.
También en el resto del mundo se desencadenarán sucesivamente conflictos inhumanos y sangrientos, ante la casi total indiferencia de los pueblos. El hambre crecerá desmesuradamente, junto con las injusticias sociales y económicas puestas en practica por aquellos que dominan el planeta.
La Santa Virgen tiene muy poco que añadir con respecto a cuanto ya había dicho hasta ese momento en La Salette, en Fátima, en Garabandal y en Peña Blanca. La única solución sigue siendo siempre la conversión y una verdadera fe
Sobre estos temas la Virgen insiste mucho en Medjougorie, porque son fundamentales.
Convertirse significa no sólo “cambiar vida” genéricamente, sino cambiar la propia visión del mundo, de nosotros mismos, rechazando la cultura materialista de la posesión, del aparentar, para redescubrir nuestra verdadera naturaleza, la de hijos de Dios. Es necesario volver a apropiarse de la verdadera cultura, la espiritual: amonesta a los creyentes para que conozcan la palabra de Su Hijo a través de la lectura del Evangelio y de la Biblia. Sin conversión, sin una visión diferente de la relación entre el Creador y las criaturas, no puede haber paz “¡entre Dios y los hombres y entre los hombres!”. La conversión ha sido el tema recurrente en todas las demás apariciones, pero en Medjugorie no parece una invitación materna sino más bien una sentida súplica.
La Virgen María sabe lo que es la Fe y por ésto se prodiga para que sea la luz de cada acción nuestra: incluso cuando rezamos.
De hecho se hace insistente la invitación a la oración, pero en Medjugorie subraya, “hecha con verdadera fe”.
La Fe ha sido la fuerza de Aquella que ha antepuesto la palabra del Ángel anunciador a todo lo demás: ha vivido toda la vida en la fe de ese Hijo anunciado, del cual ha compartido la pasión, la crucifixión y la resurrección.
Otra recomendación de la Beata Virgen María concierne la falta en el hombre del sentido del sacrificio y el abuso de comida que, sobretodo en la civilización del bienestar, ya no es más una necesidad fisiológica y energética, sino un placer físico: el ayuno representa un momento de concentración en las cosas espirituales y una purificación física y anímica. Con el ayuno, además, es posible demostrar como la Virgen esté siempre al lado de los pobres y de los necesitados y de como exhorte a hacer actividades de compromiso social en contra de las diferencias y de las injusticias creadas por los ricos.
Las últimas recomendaciones y directivas que la Virgen deja a sus jóvenes videntes son un señal evidente de la inminencia del retorno de Cristo.
La “Cristófora” por excelencia, es decir, aquella que lleva a Cristo, efectivamente les transmite diez secretos que interesan a toda la humanidad. Con ellos resulta clara la voluntad de María de intentar salvar al mundo hasta el último instante.
Mirjana ha recibido diez secretos y los conoce, conoce la forma y el tiempo en que ocurrirán. Le ha sido dado el cometido de comunicarlos a un fraile capuchino escogido por ella misma, Padre Petar, con diez días de anticipación. Mirjana y el fraile pasarán una semana en oración y ayuno. Luego Padre Petar revelará los secretos a todo el mundo tres días antes de su cumplimiento. Mirjana ha anticipado la llegada de una gran señal en el lugar de las apariciones, en Medjugorie, una señal que todos verán. Será una señal que tocará interiormente a los hombres y les impulsará hacia un cambio.
Es evidente el amor de la Madre de Jesús por la humanidad, a la cual desearía ver  redimida  en su totalidad y al servicio de Su hijo.
Una vez la Virgen dijo a los videntes: “Si conocieseis mi amor por vosotros, lloraríais de alegría”. Y Mirjana añade: “Después de la gran señal sucederá un evento dramático y después seguirá un periodo de paz”.
Una vez más y con la determinación de lo apremiante de los eventos, se vuelve a ratificar lo que ya fue anunciado en Garabandal: estamos en pleno cumplimiento de los últimos tiempos, del retorno del Esposo, como dice la conocida parábola evangélica. En efecto, Mirjana  advierte de no tener miedo, sino de afrontar los eventos con Jesús en el corazón, porque quien tiene al Señor en el primer lugar en el corazón y en la mente, como las vírgenes sabias, no tiene nada que temer y no será tomado desprevenido cuando retornará Aquel que vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos e instaurará el reino de Dios en la Tierra.
Mientras tanto hay que recordar que en todo el mundo están ocurriendo manifestaciones asombrosas: no hay un día en el que no haya una estatua, un cuadro, una foto de la Virgen María que llore lágrimas humanas o de sangre. Esto sucede en todos los cinco continentes y en todas las regiones del mundo.
Contemporáneamente señales indiscutibles de la presencia de civilizaciones no terrestres se manifiestan en los cuatro puntos cardinales de la tierra y demuestran que los “seres” que provienen del universo acompañan a “Aquel que vendrá sobre las nubes con gran potencia y gloria”.

 

PORTO SANT’ELPIDIO – FATIMA 1989

giorgio2.9.89He venido para  pediros que vengáis aquí seis meses seguidos, el día 13 a esta misma hora. Después os diré quién soy y lo que quiero. Luego volveré aquí por séptima vez...”

 

Con estas palabras la Santísima Virgen se presentó a los tres pastorcillos de Fátima; Lucía, Jacinta y Francisco el 13 de mayo del 1917.

Todos saben que las apariciones tuvieron lugar en los meses que la Virgen había anunciado, es decir desde mayo a octubre, exactamente durante seis meses, ¿pero la séptima aparición? ¿La Virgen había desatendido su promesa?
Hagamos un salto de 72 años en el tiempo...
Fátima, Portugal, 2 de septiembre de 1989, es mediodía: en la plaza adyacente al gran Santuario un joven italiano de 26 años, Giorgio Bongiovanni, cae en éxtasis bajo la gran encina donde tuvieron lugar las apariciones a Lucía, Jacinta y Francisco en 1917,
Giorgio ve salir de un globo luminoso a Myriam, la Madre Celeste que ya se le había aparecido varias veces desde abril de ese mismo año en Italia y le había pedido que fuera a Fátima donde le daría una señal que todo el mundo vería.
El joven ve salir del pecho de la Virgen, adornado con una rosa roja, dos rayos luminosos que lo golpean en la palma de sus manos. Por el gran dolor que siente comprende que se trata de los estigmas. Con el pasar de las horas también se lacera el dorso.
Así se cumple la promesa que la Virgen hizo en el 1917 a los tres pastorcillos: la séptima aparición se ha cumplido y la vida de Giorgio Bongiovanni cambia para siempre.

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

Fátima 1989: ¿La séptima aparición?

“Yo ésto no lo puedo decir con certeza, porque la Virgen jamás me ha revelado que la mía es la séptima aparición, pero deduzco que sea así, porque mi caso es conocido en todo el mundo y yo he insistido en la divulgación del Mensaje de Fátima que es un mensaje de amonestación y de esperanza para a la Humanidad”.

La misión que la Virgen le confía ya le había sido presentada en parte en las primeras apariciones que comenzaron en abril de 1989 en Porto Sant’Elpidio, una pequeña ciudad de la costa adriática de la región de Le Marche.

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

Las primeras apariciones en Porto Sant'Elpidio en 1989

“Mis visiones comienzan en Porto Sant'Elpidio, provincia de Ascoli Piceno, entre Porto San'Elpidio y San'Elpidio a Mare, dos ciudades unidas una con la otra y estas visiones que yo tengo de la Virgen me preparan para una misión, misión de la cual yo no tenía idea absolutamente de qué podía ser, qué es lo que habría tenido que hacer...sobre todo qué habría tenido que recibir...la Virgen me hablaba de una Señal, de una grande Señal, de rezar...pero yo no sabía que se trataba de esta señal...sabía que todo el mundo la vería, así me había dicho la Virgen, pero no me había dicho que todo el mundo vería esta señal en mi cuerpo...-Creo que ya –miles de millones de personas han visto esta señal en mi cuerpo a través de las innumerables transmisiones a nivel mundial en las cuales he participado personalmente”...

El 5 de abril, entre otras cosas, le había dicho que era Myriam, nombre hebreo de la madre de Jesús y que había llegado el momento de señalar la cara del Anticristo.
En la siguiente aparición del 13 de abril, la Virgen denuncia con palabras claras la manipulación y el ocultamiento de sus mensajes:

“Escúchame hijo, escúchame, la mayor parte de las apariciones que yo hago en el mundo con la ayuda de los hijos de la luz han sido manipuladas por la legión de Lucifer, el cual con sus diabólicos medios ha logrado condicionar los instrumentos humanos que yo había elegido para que fueran mi voz”.

Y añade además:

“Yo sufro muchísimo porque veo próximo el fin de la humanidad. Jesús está pronto, por amor de los elegidos, para hacer justicia...”

En la séptima aparición de Fátima, del 2 de septiembre de 1989, la Santísima Virgen le explica en detalle a Giorgio Bongiovanni los puntos clave de la misión que le está confiando y que se divide en tres puntos principales:
La primera parte se concentra en la divulgación del Tercer Secreto de Fátima que la Iglesia Católica, según las disposiciones que había dado la Virgen, hubiera tenido que ser revelado en 1960. La Virgen le confirma que la llamada “versión diplomática” es correcta substancialmente y por lo tanto Giorgio tendría que difundir propiamente ese texto.
La segunda parte de la misión tiene que ver en cambio con la revelación de que el cosmos está habitado y que la visita Extraterrestre, implícita en el fenómeno OVNI, es una señal de los últimos tiempos, una señal mesiánica, que junto a otras anticipa la segunda venida de Jesús a la Tierra.
En el cosmos, explica la Virgen, existe una cantidad inconmensurable de civilizaciones que han recibido la visita de Cristo antes que nosotros y que han aceptado la redención. Por lo tanto hay civilizaciones que han puesto en práctica las enseñanzas del Evangelio y que han podido de esta manera alcanzar una evolución espiritual y científica inimaginable para nosotros.
La Virgen dice a Giorgio que también esta revelación está contenida en el 3º secreto de Fátima.
Le dice que el mensaje que Lucía ha escrito por su propia mano contiene 25 líneas entre las cuales se lee que: “en la segunda mitad del siglo XX seres cósmicos llegarán a la tierra procedentes de lejanos horizontes del Universo en el nombre de Dios”. Estos discursos ligados a la vida en el cosmos no son una novedad para Giorgio, que desde la edad de trece años había sido educado con conceptos universales por un hombre que ha sido su padre espiritual: el contactado Eugenio Siragusa.

Entrevista a Giorgio Bongiovanni

Revelación de la realidad Extraterrestre en la versión diplomática

 

“En el Tercer Mensaje de Fátima, conocido como “Secreto”, -la Virgen habla de Ciencia también,  de un gran descubrimiento, revolucionario, extraordinario, que se liga a la religión...es decir, la ciencia se liga a la religión, a la espiritualidad y este descubrimiento, esta revelación será “el contacto entre los hombres y los extraterrestres, es decir, civilizaciones de otros mundos...Por lo tanto el hombre conocerá una nueva tecnología, una nueva ciencia y conocerá a hermanos, hombres como nosotros o distintos de nosotros, más evolucionados que nosotros seguramente, que han conocido antes que nosotros a Dios y a Jesús Cristo...esta es una gran revelación, digamos “la revelación” del Secreto de Fátima. Por ésto, también por ésto, mi historia inicia en Fátima. -La parte que se refiere a la “vida extraterrestre” está en una frase donde la Virgen dice a los pastorcillos: ... “y los hombres encontrarán seres cósmicos, seres que vienen desde otros mundos” es una frase bien precisa y que yo conozco porque yo también he recibido este anuncio en los mensajes de la Virgen”...
La revelación de la Virgen a Giorgio aclara definitivamente quienes son aquellos que, siempre en Fátima en 1917, fueron los artífices del “Milagro del Sol” y de muchos otros prodigios que han hecho de marco prácticamente a todas las manifestaciones divinas en la historia de la humanidad.
La única explicación verdadera y completa que coloca al fenómeno OVNI y a la visita extraterrestre en el contexto de signos escatológicos que anuncian, anticipan y que acompañarán la segunda venida de Jesús-Cristo a la Tierra.
Los Ángeles de ayer, los Extraterrestres de hoy, es decir las legiones de Cristo que son parte integrante de Su Potencia y de Su Gloria.
Para terminar la tercera y última parte de la misión consiste en señalar el rostro del Anticristo, entendido no como un ser que encarna en si mismo el mal, sino como ese conjunto de fuerzas negativas que dominan el mundo entero. En este panorama las asociaciones criminales organizadas, sobretodo la Cosa Nostra siciliana, juegan un rol primordial.
La última fase de la misión incluye también el anuncio del juicio final y de la inminente segunda venida de Cristo.

Otra cosa que la Santísima Madre le ha dicho a Giorgio Bongiovanni es que él es la última esperanza para la humanidad.

Después de más de 20 años el estigmatizado de Fátima ya ha casi terminado su misión.
Las primeras dos partes se han cumplido. Falta solo la última, que es también la más peligrosa y, aparte de raras excepciones, hasta ahora la humanidad no ha prestado atención al tremendo contenido de los mensajes de la Santa Virgen.
Todavía queda un poco de tiempo antes de que el Juez Divino desgarre las puertas de los cielos y cumpla su milenaria promesa. A ese punto también la última esperanza llegará a su término y cada uno recogerá en base a su propia siembra.

FIN

PARA VER EL VIDEO:

docum_gif_secretos

 

DVD - Boletines

mensajes_secretos_es

unalagrima2
 boletineslink

Sitios amigos

220X130_mystery
ban3milenio
ILSICOMOROA
bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo_box

logogranfuniminternational

lavida_box

revelaciones_box

crop_box

catania3
 
 
 
 

 

Libros

elretorno

ricagni

derrerum

humanidadtapa

books2
TAPA100
_______________________ASOCIACION CULTURAL UN PUNTO EN EL INFINITO  -  Tel./Fax - (00598) 25071361  -  Montevideo - Uruguay_____________________